22 mar. 2011

Quiere lo de siempre.

No pide una promesa inquebrantable ni un anillo de buena calidad.
No le gusta las cosas caras. No ha cambiado mucho desde cuando era niña.
Quiere que llames a la puerta y entres sin ser invitado, que aceptes algo de beber y charlar. Hablar de cosas sin importancia, de cosas cotidianas, que contestes a sus preguntas tontas con total sinceridad.
Desea esto y algo más, daria todo lo que tiene porque la echaras de menos aunque fuera solo un poco.


2 comentarios: