25 abr. 2011

Rompiste la promesa.

-Las cosas no son como antes...
+Lo sé, me he dado cuenta. Sonríe tristemente. Pero es que ya no tenemos quince años
-Es verdad... pero yo tengo las mismas costumbres, me impaciento. Soy la misma. Intento que me mire a los ojos para recordarle que no han cambiado. Cojo valor. Quiero que las cosas sean iguales, como antes. Mira..  sigo teniendo ganas de que me vengas a buscar a casa en verano, que me invites a chuches, que me obligues a escuchar canciones a las que tenga prejuicios. El verde sige siendo mi color favorito por ti, por las luchas en el césped cuando eramos niños, sigo idolatrando a Orlando Bloom y me siguen sin gustar las faldas. Me quedo sin aire y aprovecha para hablar pausadamente.
+No eres tu golondrina, me llama igual que cuando era niña, soy yo aunque tu también influyes. Me acaricia la barbilla dulcemente. Tengo un problema, he crecido, he roto nuestra promesa de ser Peter Pan y tú Campanilla, lo siento. Mi cuerpo tiene necesidades, cosas de hombres, ríe. Ahora mismo tengo que poner todo el empeño del mundo para no besarte tu boca de piñón.

Defect.





Tengo un gran defecto: no me tomo nada en serio.
Me rio hasta de mi sombra y cuando estoy nerviosa me entra
una risa histerica incurable.
Influye que me hayan dicho que la segunda mejor cosa que se puede hacer con los labios es sonreir.


23 abr. 2011

Punto.

Pongamos punto a esto. Punto y aparte o final como quieras pero punto de todas formas.
Un pequeño descanso o callarse para siempre.
Punto y coma si lo ves necesario para enumerar los problemas, pero no coma sola. Necesito un punto.
Punto.

Love.

Dicen que con una mirada se crea un mundo,
que con un beso se escribe un cuento.
He comprobado que con un abrazo se quita el miedo y
con dos simples palabras se toca la luna.
Que cuando una persona te interesa
 eres capaz de mover la via lactea
durante toda una vida para solamente
verla sonreir por un instante.


12 abr. 2011

Dudas o nada.

Entre las dudas o nada prefiero lo primero. Demuestran que no tienes seguridad y sino tienes seguridad es que estas indeciso y si te ocurre esto es porque no sabes cual es el camino correcto. Si te encuentras en esta situacion has tenido que pensar en diferentes opciones, entonces una de ellas he sido yo. Por lo que, quieras o no has pensado en mi, antes o despues pero lo has hecho.

No a los politicamente correctos.

No me gustan los politicamente correctos
porque nunca compraran billetes para dos para La Habana,
ni gritaran te amo en una fria mañana.


Sin costumbre ni hábito.

Y vamos así.. como siempre... sin costumbre ni hábito,
con botellas vacías en el asiento trasero y ventanillas bajadas aunque sea pleno invierno. Pero seguimos de la misma manera porque de otra forma no seria lo mismo,
de otra forma no seriamos tú y yo, ni existiría el nuestro.



No contigo, se fue.

Sigue sonriendo como siempre, tiene los paletos separados si los miras bien.
Sigue soñando como siempre, la diferencia que ya no contigo, se fue.

Demasiado nuncas.

Siempre estas ahí.. a lo lejos pero alli de todas formas,
aun así pocos siempres y muchos nunca.
Nunca me das abrazos, ni susurras te echo de menos.
Nunca me sacas a bailar ni nunca aciertas con mi bebida.
Nunca sabes con que tipo de música ganarme, nunca sabes cuando bromeo,
nunca has admitido que me esperas.
Nunca me has dicho nunca y por eso mismo me desespero.

Algo especial.

Esperaba que estuvieras en el portal escondido o que me hicieras llegar una carta.
Anhelaba que te acercaras a verme porque como dice la cancion si 700 km no son nada imaginate nuestra distancia.
Queria algo especial, algo comprado no lo es y menos si tú no lo has elegido.
Me hubiera gustado que hubieras levantado el telefono y hubieras dicho: niña, te amo.



Tu nombre en mi lista.


Salgo con un novio maravilloso pero con quien nunca llegare a nada más.
Por las noches sueño con la persona más apuesta del mundo entero.
Me rió con el más gracioso y hablo con uno de los chicos más interesante que conozco.
Supongo que tendré hijos con alguien a quien nunca querré olvidar y
me divorciare de quien me haya querido mucho.
Pero cuando pienso en compartir mi vida con alguien la cosa cambia...
cambia, porque solo me aparece tu nombre en la lista.

6 abr. 2011

Con las llaves no se ligan Jota.

Mi última clase ha terminado, voy andando para salir por la puerta de la facultad de Economicas. Un chico intercepta mi paso.
-Cogelas, me dice alargando la mano. Esta sujetando algo de madera. Repite, venga cogelas. No le comprendo. Sonrie. -Mira, son las llaves de mi casa, por ser tú puedes ir cuando quieras. Sus amigos se parten y yo me sonrojo. Las cojo y sigo andando. No se lo esperaba. Me chilla: eh¡¡ tú, rubia. Sigo andando con más rapidez. Detesto que me llamen rubia porque cada vez que lo hacen en mi cabeza martillea la frase ´otra oportunidad, otra oportunidad´. Cae lluvia fria y no llevo paraguas. Corre hasta ponerse a mi altura, me agarra de la muñeca sonriendo y me retiene. No sabia que tenias tantas ganas de conocerme tan pronto... Estupido, pienso. Me abre la mano y se da cuenta que no estan. Miro a la papelera y sonrio. Espero que chille, que salga corriendo a recuperar sus llaves hasta podria caber la posibilidad de que me lanzara algun insulto, en vez de eso mete su mano en el bolsillo del vaquero, siempre llevo una copia por si acaso, deja colgando un llavero con una J.
-Ya veo que eres un chico precabido, normalmente te salen mal tus trepas de ligoteo por lo que veo...
+Esto solo ha comenzado rubia....
Y que razón tenia¡¡¡¡¡