25 jul. 2011

Sonrio mientras vivo y solo vivo mientras tanto.


Esperaba que fuera dolor con una pizca de nostalgia solamente.
Pero intuí que podría llegar a ser furia
junto con dos cucharadas soperas
de complejidad y obnubilación momentánea.
Luego fui consciente de que era pura soberbia,
el rico y sencillo sentimiento que solo
se consume cuando te lo tragas.
Y me di cuenta:
que mientras tú hacías todo lo posible
por no ahogarte con tu mala ralea
yo sonreía.


Uñas de color rosa chillon.

Me dijo que soy arisca,
que ultimamente no tengo sentido del humor,
que me caí por un precipicio al no creer en el amor,
que he cambiado demasiado,
que mis uñas perdieron el color.
Me echo en cara que no le dedique ninguna canción,
que no le haga caso cuando vamos a tomar un rato el sol.
Pensó que me gano pero yo aplaque:
por eso no estamos juntos amor, porque yo crecí y
 tu te quedaste escondido en un baúl.

Detonante.

Une soberbia, rabia y adolescencia
 y tendras la explosion por su parte.
Junta desilusion, engaño y decepcion por la mia
y tendras el detonante.


10 jul. 2011

Necesito espacio, mi espacio.


Necesito espacio, mi espacio.
Irme a una isla desierta sin maletas,
sin ordenador ni sentimientos.
Tirar el reloj al mar y ver
como el agua se lo traga lentamente.
Mirar la cicatriz que tengo en el dedo anular
sonreír por rememorar el lugar
donde me lo hice y convertir ese en mi último recuerdo.
Borrar todos, incluido los bonitos para poder pensar.

Maybe, I am sure.

Supon que lo de estar enamorado
venia en el lote de ser persona.
Viene con la suerte de los Domingos,
calladito del frio mes de Abril.
Con ideas equivocas sobre la vida y las tias,
cansado de residir en la parte nueva de Madrid.

No te amo.

Le quiero, mucho, bastante, más de lo que alguna vez imagine,quizás demasiado,
mil millones de universos o tal vez incluso más.
Eso sí, no le amo, nunca lo haré.