21 may. 2011

No soy el peperoni de tu vida.

Soy de masa fina, de pan normal, sin relleno o extra fina. Llevo una capa de tomate frito y una pizca de sal.
Tambien aceitunas verdes y rodajas finas de tomate natural me complementan -Guiña un ojo.
El orégano viene por parte de papá, para dar un poco... ya sabes.. (me encanta lo bien que se expresa)
Pongo una excusa tonta y me levanto del banco para irme.
Se sorprende.
-Qué te pasa? pregunta.
+Es que esa historia  ya me la sé, ahora dirás que soy el peperoni de tu vida.


Hay chicos que me aburren de lo simples que son ya que no comprenden mi humor irónico pero otros.. son tan complejos que cuando les pregunto qué como son se comparan con una pizza y me entra un hambre que tengo la necesidad de huir a por una =O)

No hay comentarios:

Publicar un comentario