10 mar. 2011

Avión.

Levantó la cabeza y mis ojos siguieron su dedo indice que señalaba el cielo de una noche típica de Madrid.
-Ves esa estrella?
-Eso no es una estrella, es un avión. Mira las luces, parpadean.
Con su mano me tapó la boca para hacerme callar.
Esa es nuestra estrella porque nos acerca, es la que me permite robarte tus dulces besos y tus sueños en tu ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario