10 mar. 2011

Corcho.

Tengo un corcho en mi cuarto que hace de corazón,
tiene escrito mis secretos más intimos,
y algún número de teléfono que se me olvido en algún cajón.
Cada mañana, las fotos me recuerdan gracias a quien rio y sonrio, tras sonar el maldito despertador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario