11 ago. 2011

Decidi subirme al taxi.


Mamá me dijo que todo el mundo se merece una segunda oportunidad.
Papá me recordó que buscar la felicidad era el objetivo existencial en la vida.
Reviví como la abuela decía cada vez que tenia oportunidad que las segundas partes nunca fueron buenas.
Larra llamo a casa y dijo que hiciera lo que me diera la gana pero que si alguien me hacia daño tendría un problema, dejaría de andar porque le partiría las piernas,
fue el único que me hizo reír.
Mis amigas le calificaron de capullo y mis amigos que la mayoría de los chicos lo son pero que eso no significaba que no quisieran.
Mi prima dijo que ella deseaba vivir una historia así, la llamo bonita.
Decidí subirme al taxi y pasar una de las tantas páginas de mi vida necesarias para encontrar mi propia esencia.

3 comentarios:

  1. El texto es precioso, me ha encantado!
    http://californiamadness.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. sorprendente! sigue así, precioso! Saludos desde Imagínate Blog:

    http://www.elrefugiodemismanos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Inmejorable análisis de una decisión.

    http://descubriendoelsexodelosangeles.blogspot.com/

    ResponderEliminar